Castell d’Or nace de la unión de los paisajes y el trabajo de nueve bodegas cooperativas, que el año 2005 unen los procesos de producción, elaboración y envasado de vino y empiezan a comercializar juntos los vinos, cavas y aceites de diversas denominaciones de origen de Cataluña producidos en las bodegas de Barberà de la Conca, Bellvei del Penedès, l’Arboç, l’Espluga de Francolí, LaNou de Gaià, Solivella, Vila-rodona, Vimbodí y Vinaixa.

L’Espluga de Francolí, Vila-rodona i Barberà de la Conca

El empuje del cooperativismo es uno de los rasgos identificativos de Castell d’Or, uno paraguas que reúne productos muy diversos y de máxima calidad que garantizan un precio justo a los socios viticultores de las cooperativas. La amplia gamma de productos que se elaboran en las bodegas, que han obtenido importantes reconocimientos, hacen de Castell d’Or un referente en diversas denominaciones de origen cómo la DO Penedès, DO Cava, DO Catalunya, DO Conca de Barberà, DO Tarragona, DO Montsant y DOQ Priorat.

La arquitectura de nuestras bodegas es también un valor añadido de Castell d’Or; bodegas modernistas como el de l’Espluga de Francolí, Vila-rodona y Barberà de la Conca, edificios donde el paisaje, el arte y la funcionalidad de una bodega se integran en la cultura vinícola del territorio.

El empuje cooperativista, nuestros paisajes y la red de agrotiendas son otros rasgos de Castell d’Or que nos encantaría que descubrieras.