Castell d’Or ha hecho balance de sus cuentas del pasado 2012 en la asamblea de socios, informando que ha incrementado su facturación un 21% respecto el 2011, llegando a facturar más de 7,6 millones de euros.

En relación a la producción y comercialización de botellas, Castell d’Or ha vendido un 16% más de botellas de cava y un 12% más de botellas de vino respecto el 2011. En exportación, Castell d’Or cuenta con vinos en los mercados de 24 países de Europa, Asia y América.

Todos los vinos de Castell d’Or provienen de viñas propias de los socios de las cooperativas del grupo, de esta manera controlan toda la producción del vino base de cada DO, desde su inicio hasta que la botella llega al consumidor. Las plantas embotelladoras están en Vila-rodona, donde también hay la cava principal y el centro logístico, Espluga de Francolí y Arboç. Las oficinas centrales están en Vilafranca y actualmente se están ampliando.

FOTO: Vista aérea de las instalaciones de Castell d’Or en Vila-rodona